¿Y AHORA QUÉ?

BN-HN910_merkel_M_20150323130350Tal y como estaba anunciado, se celebró el referéndum en Grecia, la cuestión era y supongo sigue siendo, si se aceptaban las condiciones que imponía la”Troika” para llegar a un acuerdo con el Gobierno griego para obtener un tercer rescate, o por el contrario se desestimaba dicha propuesta de acuerdo.

En el fondo lo que había realmente era si el nuevo Gobierno de Syriza, ante los ataques del grupo de la Eurozona había menguado el respaldo de la población griega a su gobierno y hete aquí, el resultado no podía ser más favorable a las tesis del Gobierno, 61,31 % a favor del gobierno, el 38,69 % a favor del SI, que en definitiva suponía aceptar las condiciones draconianas que el grupo de la Eurozona imponía una vez más a los ciudadanos griegos más desfavorecidos, ya que la crisis no afecta  por igual a ricos y pobres.

Con este resultado el Gobierno se ve autorizado a decir NO a dicho RESCATE y  a las condiciones del mismo, también se ve autorizado a seguir negociando en esa dirección, es decir en condiciones más sociales. Pero no a salirse de Europa ya que eso no era el objeto del referéndum.

Por contra el grupo de la Eurozona, está legitimado ante la supuesta ofensa realizada por Grecia al convocar el Referéndum a cerrarse en banda en la negociación de dicha propuesta, a suavizar la misma y en caso extremo dirigido por el Bundesbank a expulsar a Gracia de la Comunidad  Europea al no hacer frente a su deuda.

También intervienen otros agentes de carácter económico nada menores, el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional, que si bien por si solos no aportan nada a la democracia, si son los adalides de los gobiernos tecnócratas  y otros de carácter político y estratégico de defensa de dos mundos totalmente opuestos, es decir la Rusia de Putin y los EE.UU. de América liderados por Barak Obama.

A Alexis Tsipras, ha puesto al descubierto su estrategia, la canciller Merkel, encarnando a Salomé, ha osado pedir la cabeza del bautista, Varoufakis,  Herodes no ha tenido inconveniente en poner esta en bandeja de plata.  No sé si esto le pasará factura ante unas nuevas elecciones en Grecia, que se me antojan próximas y el mismísimo bautista aparezca como cabeza de las mismas, una vez recuperada esta, por la falta de acuerdos con la troika y respaldado esta vez  por los vientos del Este.

El pueblo griego puede estar contento, su orgullo nacional está intacto y ha plantado cara como pueblo a la UE, el pueblo griego le ha dicho basta de tanta asfixia económica, ahora está por ver si sus líderes tienen la inteligencia suficiente para gestionar esta crisis, los gestos están hechos, ahora faltan ver los resultados.

Isidro Carpio García
Secretario General
PARTIDO SOCIALISTA (PS)