SIGUE EN AUMENTO. EL MIEDO, EL CANGUELO Y LA JINDAMA

373791_102773436507950_1892114096_nEl voto a la Formación Podemos, ha sido el voto del hartazgo, del cansancio y de la gota que llena el vaso de la indignación ciudadana.

A pesar de que Alfredo Pérez Rubalcaba ya se encuentra a las puertas de abandonar el cargo como Secretario General del PSOE, y con el único fin de no dejar el barco anclado en el pasado, este, ha mantenido una conversación privada con el Presidente del PP, Mariano Rajoy, donde ambos han tratado de reflexionar e intentar frenar el sorprendente éxito de Podemos. Rajoy ha planteado a Rubalcaba formar un frente común que impida el avance de esta formación, y ha llegado a decirle, que le preocupa enormemente la presencia diaria de Pablo Iglesias o dirigentes de Podemos en las tertulias televisivas.

El Presidente del Gobierno ha expresado su inquietud por esos cinco escaños conseguidos al Parlamento Europeo y así se lo ha hecho saber a Rubalcaba cuando le ha dicho. “Te afecta fundamentalmente a ti”, dándole a entender que, los apoyos que ha recibido Podemos, provienen de votantes del PSOE, aunque reconoce, que “es un riesgo para toda España, especialmente por las propuestas económicas de la formación”. Ambos, coincidieron ese día en definir a Podemos, como “un tsunami” que puede afectar de una manera negativa la estabilidad del Estado.

Para aplacar este fenómeno acordaron presionar a los distintos canales de TV, reduciendo drásticamente las apariciones en estos medios de Pablo Iglesias, especialmente en Canal Cuatro y la Sexta. Ante semejante manipulación, Pedro Arriola, asesor de Mariano Rajoy, ha manifestado que ambos canales en la misma medida, son los responsables de los votos conseguidos por Podemos. Como se puede observar, el ejercicio de la conspiración no tiene límites.

Se dice frecuentemente, “por sus actos los conoceréis”, y para demostrar la frase, desde Podemos, han manifestado que no cobrarán el millón y medio de euros que les corresponde por el resultado electoral del pasado 25 de Mayo. Se limitan a percibir y aceptar apenas 150.000 euros que han gastado en su campaña electoral con más éxito de las últimas décadas.

Así se ha expresado Pablo Iglesias en algunas de sus intervenciones posteriores a las elecciones europeas: “Hemos derrotado a los cínicos, a los arrogantes y a los que asumían la resignación ante lo que ocurría en nuestro país”, apostillando que “su nerviosismo ha rayado en algún momento en la paranoia”, todo esto lo ha explicado en una rueda prensa en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, en la que compareció junto a sus compañeros europarlamentarios y ha respondido a alguna “de las críticas y desprecios que desde la izquierda y la derecha le han lanzado en los últimos días”. En su intervención ha dicho: “Solo revelan la pobreza de la noción de democracia que manejan algunos cuando no les gusta los resultados electorales”. También ha mencionado al expresidente Felipe González, por el ataque que este le ha lanzado en los últimos días al decir que “una alternativa bolivariana sería una catástrofe sin paliativos”. Si algo le hace digno a Pablo Iglesias, es la forma de decir las cosas y sobre todo de mirar siempre a los ojos de cualquier contertulio, y al referirse a Felipe González, le responde: “Como español me apena que una figura política de primer orden, haya quedado reducida a una caricatura tan patética de sí mismo”. Haciendo declaraciones como esta, “se sitúa al nivel de algunos tertulianos de nuestro país”. “Alguien que representó la Presidencia de este país, debería tener algún respeto sobre sí mismo antes de opinar”.

No niega la posibilidad de llegar a entendimiento ni con el PSOE u otros partidos de izquierda, siempre que estos estén dispuestos a acordar políticas para proteger a los ciudadanos, y está convencido de que buena parte de las bases del PSOE estará con ellos. En cambio, dice estoy muy en duda de que sus dirigentes, en la medida en que acaban en Consejos y Administración de grandes empresas, estén de acuerdo”.

Un decálogo de sus propuestas electorales para el Parlamento Europeo que se pueden ver en su programa, se centran principalmente en temas tan vitales como empleo, inmigración, modelo de Estado, economía, educación, sanidad, igualdad y aborto. Justicia, energía, y temas que afectan a toda Europa como la democratización del Banco Central Europeo y la creación de una Agencia Pública Europea de Rating, que sustituya a las privadas.

A pesar de la anunciada e inminente desaparición de la vida política de Pérez Rubalcaba, desde el PSOE siguen colaborando, (esta vez en secreto), con el PP, haciendo gala de esa complicidad y connivencia mutua entre ambos partidos con el único objetivo en esta ocasión de frenar en seco los resultados  de Podemos al Parlamento Europeo, sin tener en cuenta el justo y adecuado respeto a las decisiones que más de 1.250.000 ciudadanos han creído oportuno apoyar con su voto un programa ilusionante y esperanzador dirigido principalmente a los más desfavorecidos contra las enormes injusticias que está sometido el pueblo español.

“Ladran, Sancho, luego cabalgamos”, le dice El Quijote a Sancho, queriendo decir que cuando hablan de ellos, es porque saben estar haciendo algo bien. También encontramos otra frase en el poema “Labrador (1808), de Goetehe, que dice: “Pero sus estridentes ladridos, son señal de que cabalgamos”. Para terminar, solamente recordar que en España ya lo teníamos en el acervo popular desde los árabes. “Los perros ladran, la caravana pasa”.

Como el inesperado pero justo triunfo de Podemos no es flor de un día, sino que se trata de un auténtico axioma, nos atrevemos a considerarlo como algo evidente, incuestionable, indiscutible, innegable, irrefutable, seguro, probado, claro, en definitiva, que no es falso ni tampoco dudoso. Pues bien, a pesar de que rodas estas amplias acepciones se pueden aplicar al reciente triunfo de Podemos en los comicios al Parlamento Europeo, no dejan de producirse duros ataques conspiranóicos contra la formación que lidera Pablo Iglesias Turrión.

Dentro de las similitudes de frases que hacen alusión al descrédito infundado es bueno recordar la extraída de un ejemplar del “Semanario de Salamanca” publicado el 30 de Agosto de 1.794. “Y sufriré desprecios de tontos, que son ladridos de gozquecillos, (perros falderos), contra los mastines; y así como estos no hacen caso de aquellos, lo mismo tendré que hacer con los de igual casta”.

Mal nos seguirá yendo a los españoles si se sigue persistiendo en el apoyo de esa casta a la que hace referencia el líder de Podemos.

Agapito Muñoz Reyes
Colaborador