“S’HA ACABAT EL BRÒQUIL”

14108653106061Las separaciones no son deseables, pero esta creo que le hará bien a Cataluña y muy posiblemente a las partes en cuestión. Ya entendemos que 37 años de unió de un matrimonio de conveniencias se debe acabar cuando el negocio familiar y las triquiñuelas se ha descubierto.

Si la pela, y  parafraseando al ínclito President Maragall, el tres por cien, ya no entra en la butxaca, es lógico que el “amor” desparezca ipso facto.

Mas quiere un divorcio amistoso, y una separación de España a la brava con una declaración unilateral de independencia, normal, con UDC tiene cuentas comunes que habrán de negociar, ya que si no lo hacen así pueden saltar nuevos escándalos. Con España, a la brava porque las únicas cuentas que hay, estas legales, las tiene el Estado Español, caja única de la Seguridad Social,  Política fiscal y el  Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), con su agresividad y chantaje permanente pretende tener tajada de las mismas.

Todo ello con independencia, de que existe un problema real sobre cómo entender el nacionalismo catalán entre las dos fuerzas, UDC ya no está dispuesta a aguantar más los  delirios de grandeza que tiene el Sr. Mas de ser Emperador de un Cataluña independiente, ya que los demócratas cristianos saben que dichos delirios lleva a Catalunya al caos, a la perdida de inversiones de capital extranjero, a salirse de la Unión Europea en definitiva a generar pobreza en Cataluña.

Una vez confesados los actos delictivo del Sr. Pujol, ya no tiene sentido el seguir coaligado a CDC a través de en una Federación, cada día más debilitada y más implicada en actos de corrupción, ésta actualmente tiene embragadas quince sedes territoriales como consecuencia de ello.