Ni no, ni sí, ni abstención

14527452_695147953975524_165909304_nAmigos del PSOE la habéis liado parda, ya suele suceder  que cuando uno tiene un líder honesto, para los demás es un estorbo. Y creo que posiblemente militantes del PSOE, también honestos se han dejado llevar por las grandes palabras de los patriarcas del partido, que ya nada tienen que decir, excepto de aquello ” en mi época…”Ya que a lo largo del tiempo se han corrompido y han olvidado las esencias del socialismo, hoy viven de las rentas y estas están más próximas al Ibex 35  que al socialismo. Pero al parecer todavía tienen “crédito” a pesar de su descredito.

Pero fuera como fuere, la verdad es que han conseguido a través de sus secuaces incrustados en el partido socialista obrero español, provocar el cisma en el PSOE, en beneficio de la derecha de este país que al fin y al cabo parece que es el patrón real de estos chapuceros golpistas.

De esta manera, con los de dentro, con los emergentes nacidos de las teorías maquiavélicas del Partido Popular, como ya escribiría en mi artículo el necesario apoyo de Frankenstein  y evidentemente con la nada desdeñable participación del ganador final de esta contienda que no es otro que el Partido Popular, han matado al “Cesar” Pedro Sánchez y con mucha probabilidad al partido.

Los ideólogos de la operación, aunque parezca mentira, han seguido los pasos
de los nacionalistas, ¿se acuerdan de aquellas dos frases acuñadas por estos  “España nos roba”  y aquella otra ” el derecho a decidir”  que calaron tan profundamente no solo en aquellos ya predispuestos a creérselo sino que caló en la izquierda de este país llevándola casi a la extinción, al difundir estos eslóganes  se produjo la fractura social en Cataluña consiguiendo  los anhelos independentistas?

Pues bien la derecha española ha generado dos eslóganes similares, seguido a pies juntillas por todos ellos  y por aquellos “hombres de estado” como Felipe, José Luis Zapatero, Alfredo Pérez Rubalcaba  y otros muchos que presumen de serlo, ya que para lo único que han quedado es para ser correa de trasmisión de la derecha y de las políticas neoliberales que se practican en Europa.

Ante el acuerdo del Comité Federal habido días atrás, no el del espectáculo bochornoso de ayer, y el deseo de no llegar a unas terceras elecciones, solo y por lógica cabía una opción, la búsqueda de un acuerdo entre las fuerzas progresistas que permitiera un gobierno alternativo al PP. Esta situación que da miedo ante la posibilidad de que fructificase y se perdieran los privilegios obtenidos a lo largo de treinta y siete años de gobiernos alternativos de lo que se ha venido denominando el “bipartidismo”. Conservadores y algunos que dicen ser socialistas, posibilita la creación de nuevos eslóganes  “Pedro Sánchez  lo que quiere es hablar con los independentista y romper la unidad de España” o esta otra ” lo primero es la gobernabilidad de España”

Por eso hoy en el Comité Federal del PSOE se ha aprobado un acuerdo para no dejar oír la voz de los militantes en un congreso a celebrar antes de que la supuesta investidura se produjera, no siendo que los militantes ratificaran la posición del NO es NO, de su Secretario General.

Ante esta situación quedan algunas preguntas y algunas respuestas que alguien tiene que dar, ¿Cuando el PSOE, de la mano de Felipe González, negociaba con los nacionalismos, se rompía España? ¿Cuándo las negociaciones de Argel con ETA? ¿se negociaba políticamente y se rompía España? ¿Cuándo Zapatero hablaba y se comprometía con Maragall a aprobar el Estatuto que saliera del Parlament Catalán se rompía España?  ¿O hay que recordar que los únicos que han dado alas al nacionalismo han sido Felipe con su famoso “hecho diferencial de Cataluña” y Zapatero pactando un “Estatuto anticonstitucional”.

¡Qué frágil es la memoria y que grandes los intereses económicos! Decía Luis Fuertes, el que fuera el Primer Secretario General de la UGT en Cataluña

Siento que el Felipe, cuando optó por dormir en la casa del empresario Farrel, entre sábanas de seda, en vez de la habitación de un hotel en Poble Sec, entre sábanas de tela, como hizo en 1974, inició el camino de entrega a la «España oficial» perdiendo progresivamente el sentido de la realidad de la «España real». !Tan nuestro eras¡ ¡Tan lejano y extraño te sentimos¡ ¡Mierda de poder¡”

No le faltaba un ápice de razón pues así lo ha demostrado durante sus gobiernos y después de perder las elecciones, por corrupción y los 27 muertos del denominado terrorismo de estado, poniéndose a las órdenes del neoliberalismo. Pero no es el único, en este mundo ya todos somos mayorcitos para mostrarnos tal y como somos, así que sus seguidores en esta aventura también tienen su responsabilidad.

Una vez que Pedro Sánchez ha dimitido, obligado por las circunstancias, ¿qué viene?,  lo primero que se nos viene a la cabeza es que los golpistas ofrecerán su abstención para un gobierno del PP, una vez eliminado el escollo del Secretario General del PSOE,  pero creo que no será así, ¿le son necesarios ya la abstención  de los 85 diputados del PSOE al candidato d gobierno, el ínclito Mariano Rajoy? siempre que votaran en disciplina, cuestión esta más que dudosa.

Creo que el tacticismo de la derecha, olvidándose de eslóganes como “lo primero es la gobernabilidad de España”, preferirán unas terceras elecciones, ya que una vez hecho trizas el PSOE, su mayoría absoluta está más que garantizada.

Ahora es cuando se cumplirá la frase premonitoria de Javier Solana ” Cuando se den cuenta del destrozo que han hecho preferirían los 85 diputados”  Ya que es más que probable el descalabro que sufrirá el PSOE en unas nuevas Elecciones Generales, es entonces cuando gobernará el PP a sus anchas y se producirá el tan temido sorpaso.

La miopía política de algunos, jadeos por los ambiciosos de poder en el PSOE, demostrado en el Comité Federal de este fin de semana, llevará a los ciudadanos de este país a más pobreza, a más retroceso en las libertades, a no modificar Constitución alguna, a la pérdida de libertad y a vivir en un estado policial, donde solo habrá dos clases sociales, la de los ricos y la de los pobres.

Isidro Carpio García
Secretario General
Partido Socialista (P.S.)