MIEDO ESCÉNICO

el-diosssHay quien interpreta una relación democrática entre el resultado que una voluntad mayoritaria estable en las urnas y la suma de todos los perdedores hasta alcanza una aritmética que les es propicia para derrocar al ganador. Dicho de otro modo le da el mismo valor a una situación y a otra. Pues bien a nuestro juicio esto tendría un sentido democrático si todas las fuerzas que se unen  partieran previamente a las votaciones  de una rama de la distinta ideología o al menos sus programas  solo se diferenciaran en los superfluos, en lo irrelevante. Entonces y solo entonces estaría justificado un gobierno de perdedores, ya que se podría entender que la orientación filosófica  o ideológica estaría próxima.

Es bien sabido nuestro planteamiento sobre quién debe de formar Gobierno en España después de las Elecciones del 20 D, y me remito a mi artículo publicado y titulado “ La democracia tiene una salud de hierro“. Por eso no insistiré más en dicho planteamiento, a pesar que últimamente tiene muchos defensores  y más que nunca dentro del Partido Socialista Obrero Español.

Cuando la Sexta en su programa ” la sexta noche” sentaba a un mismo nivel, personajes hasta entonces desconocidos, con periodistas de renombre y políticos curtidos en mil batallas de uno y otro signo político, nos preguntábamos si   ¿sabía lo que realmente estaba haciendo? o simplemente ¿buscaba el espectáculo mediático?. La verdad no lo sé, pero lo que sí puedo afirmar que si pretendían catapultar un partido radical  financiado con capital extranjero lo han conseguido plenamente, bajo la apariencia de potenciar un partido de izquierdas, no contaminado por la corrupción, por las puertas giratorias y todos aquellos males que han ido saliendo al gobernar el  bipartidismo, incluido el independentismo como resultado de la formación de gobiernos apoyados por el nacionalismo, al que nunca se le paró los pies.

Como hoy el  debate político no se desarrolla  en las asambleas de la fabricas, en las asociaciones de vecinos, en la discusión en el seno de los sindicatos y mucho menos en las distintas estructuras de debate de los partidos,   éste lo hemos trasladado a los platos de TV , donde nuestros políticos hacen de la política un vodevil,  frivolizándola hasta extremos  inimaginables, vaciándola del rigor que requiere  y mandando mensajes a la ciudadanía sobre aquello que espera escuchar, aunque esto sea un imposible, ahí los chicos emergentes tienen las de ganar y nada que perder en un principio. Su gran problema posteriormente son las videotecas, donde se ve lo contradictorio de sus mensajes y lo falso de sus promesas.

Pero fuera como fuere, lo que llaman la nueva política está basada  en spots publicitarios, surgidos de los equipos de márquetin, que nada tienen que ver con el debate político de los déficits que tiene la sociedad, y como se resuelvan estos desde las dos orientaciones que siempre han existido y que seguirán existiendo, pese a quien pese, que no es otro que el eje derecha – izquierda, sino todo al contrario estos van dirigidos única y exclusivamente a la obtención del poder por el poder. 

Así podemos ver a Pablo Manuel Iglesias, diciendo en campaña electoral que ellos nunca entrarían en un Gobierno con el PSOE, si ellos no ganaran las elecciones, para acto seguido después de la campaña, ya no solo manifiestan  querer entrar en un gobierno socialista, sino que ellos mismos le dicen al PSOE como tiene que ser el gobierno y que cargos se quedarían cada uno de ellos.  La ambición de estar en el poder les lleva una vez más a ser los sofistas cínicos de la política española.

Pero este proceder propio del cínico, es contagioso y hace del adversario su esclavo, ante la posibilidad de gobernar, tentación, donde dije que nunca pactaría con Podemos ahora planteo que estamos de acuerdo con el diagnostico social y que las líneas rojas se alejan por el horizonte. En este juego de amor de las amantes religiosas está por ver quien hace de hembra o de macho, es decir quien después del acto amoroso se como uno a otro, que es sin duda su fin.

Lastima teníamos en PSOE  que hace años que abandonó el marxismo, que se convirtió en un partido moderno y socialdemócrata, donde el respaldo de la ciudadanía nunca jamás en democracia le mostro tanto apoyo, que se tradujo en una mayoría absoluta de 202  escaños en el Congreso de Diputados, y ahora este mismo partido se plantea un gobierno, con aquellos que ya no es que representen al marxismo, es que representan el comunismo más atroz del bolchevismo, el anarquismo más patético y el centralismo más rígido de los buro políticos, lo que sin duda se transformará en dictadura si llegase a gobernar un día y no será la dictadura del proletariado sino la dictadura de unos cuantos que se tienen por intelectuales.

Estos muñidores, dignos herederos de de Maquiavelo, que presumen de honestos, de no ser corruptos, poco les ha importado negociar con regímenes totalitarios para ser financiados, poco les ha importado beneficiarse del estado para su bien propio, poco les ha importado defraudar al fisco, ¿estos son los que han de gobernar?

Todavía tengo la esperanza que los actuales líderes del PSOE, se den cuenta de lo que van hacer, de que analicen realmente lo que las urnas, el votante, le ha pedido. La ciudadanía es verdad que ha castigado al PSOE, seguramente bien merecido lo tiene, por sus devaneos con el liberalismo económico, pero también les ha proporcionada una plataforma ideal para su recuperación como partido y opción de Gobierno en un futuro muy próximo, les ha dicho trabajar en la oposición, defender realmente a las clases populares, no nos  volváis a traicionar, acabar con el neoliberalismo del Partido Popular desde la oposición y trabajar por la recuperación del estado del bienestar. Sois suficientes con el concurso de otras fuerzas de impedir leyes regresivas y derogar las  llevadas a cabo por el Partido Popular. 

El PSOE a lo largo de su existencia ha tenido que hacer en muchas ocasiones grandes sacrificios, y ya no me voy a referir a las etapas de la República sino a la singladura democrática que actualmente vivimos, las hizo en la transición, no digo que otros no las hicieran, le toco gobernar en una época muy delicada, pero se transformo el Estado, España entro en Europa y en la Alianza Atlántica, se hicieron reconversiones industriales, que no pocos problemas e incomprensiones tuvo, pero se explico a la ciudadanía y siguió siendo un partido de Gobierno.

Siempre se esgrimieron razones de Estado para acometer algunos de los temas más delicados, el problema es cuando se abuso de las razones de Estado, para tapar lo inconfesable, pero volviendo a las verdaderas Razones de Estado, hoy  se impone  que se deje gobernar a la fuerza más votada que el PSOE  permita con su abstención la investidura de los populares y pase a hacer una oposición digna que haga retomar el camino olvidado.

Tomada esta decisión no hay que tener miedo escénico, ni a la critica que el cinismo político ya mencionado, ni al hecho de permitir que haya un gobierno conservador, eso sí, esta vez controlado, lo que le obligará a convocar elecciones en un plazo muy corto.

 Ello además está sustentado con la ultima encueta en la que se pregunta a los ciudadanos verían bien un gobierno PSOE – PODEMOS, resultado un 26% de la población encuestada dice que SI y un 74% dice NO.

Isidro Carpio García
Secretario General
Partido Socialista P.S.