LA “HILANDERA ANDALUZA”

Que Felipe practica la venganza es bien conocido por todos aquellos los que en un momento u otro han colaborado o han estado a su lado y si no que se lo pregunten a Nicolás Redondo Urbieta o al mismísimo Alfonso Guerra.   No aguanta que le lleven la contraria.

Hace unos días  ha dado un paso del que seguro se arrepentirá, pero que nunca reconocerá, al igual que hizo con LLopis para asegurarse la  dirección del PSOE.  Como si fuera un novel le han puesto la alcachofa de la cadena Ser y ha arremetido contra su Secretario General y  el  del PSOE, Pedro Sánchez, ha aireado conversaciones privadas perdiendo toda decencia, dice sentirse engañado por Pedro Sánchez, pero lo ha hecho con toda la intencionalidad del mundo y esta revelación no es una casualidad, estaba perfectamente calculada para dar alas a sus palmeros  e indicarles que ya se había abierto la veda contra el Secretario General del Partido socialista Obrero Español.

Felipe en este caso ya no se puede llamar el sr X, ya que está bien a las claras de quien es instigador de la mayor crisis acaecida en el PSOE desde la época  de Largo Caballero y de Luis Besteiro.

En el fondo esta lucha por el poder que también ideológica están los cenáculos donde los estómagos agradecidos reponen fuerzas en  compañías poco recomendables, el resultado de estas cenas opíparas entre  de Felipe,  Aznar, Rajoy, Zapatero y el Rey emérito no es otro que determinar que, “debe gobernar Rajoy” aunque con ello se acabe con 137 años de un partido como el PSOE, ¿el porqué  de este pacto? es el precio que hay que pagar por el intercambio de favores  que a lo largo de estos 37 años de democracia se han ido haciendo  unos a otros. El contenido de la conversación, es fácil de imaginar: “Yo no toco la monarquía”  “yo no me meto con el temita de  los GAL”, “yo no pido que a nadie se le  juzgue por crímenes de guerra”, “yo pacte contigo la reforma de la Constitución y la pérdida de soberanía nacional” y por supuesto no hablemos de nuestro enriquecimiento personal y el de nuestra gente al frente de bancos e instituciones financieras o de lo que hacíamos cuando el amigo de la periferia Jordi, se fulmino banca catalana, o cuando tu  hablabas  catalán en la intimidad.

Lo que podría haber sido un sanedrín, un consejo de Estado, se ha convertido en un lobby de presión, no registrado en ninguna parte y que ejerce como tal a imagen de  la “trilateral”  a pesar de nuestro sistema democrático.

Así es como algunos entienden  la “regeneración de la vida pública” como publicaba  en mi artículo titulado   ¿Quién quiere secuestrar la voluntad del PSOE?

La maquinaria se pone en marcha y los  títeres al servicio del Sr. González, esos innobles diecisiete socialistas o mejor dicho esos diecisiete oportunistas de la política, lacayos de la aristocracia del socialismo que reinaba en el PSOE. Se convierten en vulgares Tejeros que al igual que este, tan vulgares y chapuceros intentan dar un golpe de Estado en el PSOE.

Previamente a este, como en toda situación golpista, han intentado mandar su mensaje de caos acudiendo a tantas tertulias televisivas como han podido, han contado con la prensa a fin y en la que en otro tiempo fue bien subvencionada para trasmitir su menaje de ingobernabilidad,  y han hecho sucumbir a sus encantos a  “barones” territoriales, que en cierta medida consiguen. Entre ellos a la “hilandera andaluza” que ahora pretende coser lo que previamente ha hecho girones, o al “Paje” de Castilla la Mancha que a punto esta de perder su reino por el doble lenguaje, con una lengua pacta con los podemistas para gobernar, la otra lengua la ofrece a los críticos de Pedro Sánchez y desdeña a los podemistas.

La caricatura de la “Autoridad que tiene que venir” la representa perfectamente la Presidenta rotativa del Comité Federal cuando se presenta en Ferraz y dice: “Aquí la única autoridad que hay en el PSOE soy yo” y se queda tan pancha, desvergüenza y falta de ideología socialista por doquier. Espero que ese video lo entierre en las más hondas cavernas de la tierra, pues como un día lo lleguen a ver sus nietos, será para echarse a morir. Por cierto que le dé las gracias a la “hilandera” sobre esta página tan gloriosa de su vida política. Cumplió con el mandatado.

La gobernabilidad de España no es única y exclusivamente  responsabilidad del PSOE como se nos quiere hacer ver y por ello hay que anteponerla a cualquier otra decisión como es la convocatoria de un Congreso Extraordinario del PSOE, la responsabilidad es de aquel o aquellos que ganando unas elecciones y teniendo el mandato para formar gobierno no lo consiguen. Dedicando sus esfuerzos, no a la formación de gobierno, si no a la erosión del adversario político o  al chantaje a las distintas fuerzas para conseguirlo.

Esta idea de que hay que evitar las elecciones a toda costa, ha calado profundamente e la sociedad y en los partidos, al igual que la de que hay que abstenerse para permitir la investidura del presidente de un partido corrupto, ha llevado al PSOE a las puertas de una probable  escisión si la inteligencia y el socialismo no se impone.

Bastardos al socialismo que votan no a la investidura de Mariano Rajoy y lo que representa, en un Comité Federal, maquinando por detrás no dudan en desprestigiar a su Secretario General que intenta llevar a buen puerto los acuerdos del Comité Federal, hasta tal punto que en una burda maniobra pretenden deslegitimizarlo como Secretario General, buscando una interpretación de los Estatutos del partido muy sui generis que los avale para su traición.

La alternativa única y posible, para desbloquear la formación de gobierno, pasa ineludiblemente por hablar con la formación de Podemos para la búsqueda de un Gobierno alternativo y de progreso. Es sencillamente lógica o consecuencia de las decisiones tomadas previamente, así que los golpistas no tienen argumentación alguna, es recomendable a estos una visita a profesionales de la Psiquiatría.

Si verdaderamente les da miedo el hablar o llegar acuerdos con podemos, y aquí hay que reconocer que determinados miedos están justificados, que hubieran sido consecuentes con sus decisiones, el Comité Federal no es el lugar para hacer amigos, es para debatir políticamente.

Parafraseando a Almudena Grandes “más miedo nos pueden dar los Golpistas” y sus seguidores,  que medran  y ponen en riesgo la existencia de su propio partido cuando los acuerdos orgánicos no son de su gusto o parecer.