Historia

logoPS1_webHISTORIA Y TRAYECTORIA DEL PARTIDO  SOCIALISTA

 El PARTIDO SOCIALISTA (PS) está inscrito como tal en el Registro de Partidos Políticos del Ministerio del Interior en el Tomo III, folio 391  del libro de inscripciones, en fecha 24 de Junio de 1996.

Su creación está motivada por el debate permanente, que hombres y mujeres mantienen de  los años 60 y 70, debates encabezados por el hoy nuestro Presidente Honorífico donde  intenta, sin éxito, aglutinar personas  con ideas políticas de izquierdas, en un debate entre el socialismo democrático y el socialismo científico, este debate se traslada a la sociedad  en manifestaciones y  otros eventos políticos, muchos abandonarían este proyecto  por lo difícil que resultaba hacer política en los últimos años del Franquismo.

Ya en democracia, y por el arrollador momento, de la libertad, con la llegada de los partidos del exilio -PSOE-, la mayor parte de la gente se incorporó a esta formación política, en Cataluña  a la Federación Socialista de Cataluña del PSOE, aunque una gran parte iría a parar al PSUC dada su significación en la etapa predemocrática, en  el resto de España al PCE y la gran mayoría al PSOE, por lo cual la idea de hacer un partido quedó diluido.

Años más tarde con el abandono del Marxismo por parte del PSOE, el grupo promotor retomó la idea de seguir con la creación de un partido Socialista de carácter Marxista, pero una vez más, con el éxito electoral del PSOE en el año 1982, se desvanecieron nuevamente las esperanzas de la creación del partido, ya que se entendió que en aquel escenario de euforia tuviera viabilidad, ya que por otra parte  el PCE con su Eurocomunismo, venía a cubrir las necesidades ideológicas de otro ámbito de la Sociedad.

No sería hasta el  año 1985, cuando a través de distintas conversaciones con algún líder  comunista, se desecharían las ideas  revolucionarias, a pesar de que a nuestro Presidente Honorífico era y es,  hombre luchador e inconformista.

Así pues, transcurrirían once años, entre debates internos, hasta  que en   1996, se fundara  EL PARTIDO SOCIALISTA., un hecho fundamental y determinante para su creación  fueron las primeras apariciones de casos de corrupción, caso Roldan, y otras, así como  las   políticas antiterroristas que realizó en PSOE en aquella época.

En el debate, de  llamar  política de Estado a la  política  antiterrorista, que practicaba el Gobierno Socialista en el caso del GAL, no se estaba en aquellos momentos en nada de acuerdo con los métodos empleados. Se entendía y se entiende actualmente, que el Estado de Derecho está por encima de todo.

Ante esta situación de indignación, nuestro Presidente Honorífico actual, Francisco Callado Casado será el primer Presidente del Partido, que junto con  otros siete compañeros, entre los que se encuentran Fernando Manuel Callado Cabanillas (secretario General) y Carlos López Guillen (Tesorero) forman como se diría entonces el Primer Comité Central.

El PARTIDO SOCIALISTA, nunca llega a presentarse a las distintas contiendas electorales, fundamentalmente a la falta de recursos, y por que los grandes partidos desde el 1976  han desarrollado todo su potencial generando una  maquinaria electoral  muy importante que hace inviable otros proyectos políticos.

A partir de las manifestaciones del 15 Mayo de 2011, representadas por el movimiento de  los llamados “indignados”, se genera en la sociedad unas expectativas nuevas políticamente hablando y son muchos los ciudadanos que pierden la confianza en las políticas de los Partidos Tradicionales.

El PSOE pierde las Elecciones Generales, a favor de una mayoría absoluta del Partido Popular, en Cataluña se propaga el independentismo. El Partido de los socialistas de Cataluña, no da respuesta a los miles de ciudadanos que tradicionalmente han votado socialista, y se sitúa cerca del nacionalismo/ independentista. Tampoco el PSOE da respuestas ni a estos, ni a las situaciones de descomposición del socialismo en Cataluña, prefiere no desembarcar en Cataluña con su propia marca, a pesar de que distintas asociaciones se lo piden en distintos actos  bajo el eslogan de” POR LA REFUNDACIÓN DEL SOCIALISMO EN CATALUNYA”

El movimiento del asociacionismo ciudadano genera nuevas entidades o salen a la luz nuevos partidos. Los grandes partidos se instalan en el neoliberalismo y se pierde el Estado del Bienestar, por otro lado en Cataluña se propaga el independentismo y el partido en el poder acosa a los ciudadanos con reformas laborales, recortes, privatizaciones, subidas de impuestos y rescates a la banca a costa de los ciudadanos más desfavorecidos, el empleo cae hasta un 27 % y la situación política se vuelve a todas luces asfixiante.

En este contexto, una serie de gente perteneciente Ágora Socialista, asociación no nacionalista de carácter socialista, pero donde conviven todas las ideologías emprende el camino de la creación de un nuevo partido político.

Así se crea la primera comisión promotora para la creación del PARTIDO SOCIALISTA POPULAR de Cataluña, encabezada por Isidro Carpio García, hasta entonces Vicepresidente de Ágora Socialista, Ex Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Mollet del Vallés, Ex Diputado de la Diputación de Barcelona por el Partido de los Socialistas de Catalunya y  EX dirigente de la antigua  Federación Socialista de Cataluña del PSOE. y miembro de la mesa del Consell Nacional, del Partit dels Socialistaes de Catalunya (PSC-PSOE)

Al ser denegada esta inscripción por el Ministerio de Interior, al existir una denominación parecida, lo vuelven a intentar con otra denominación “PARTIDO SOCIALDEMOCRATA DE CATALUÑA, corriendo suerte parecida. Pero mientras tanto se están produciendo conversaciones entre el PARTIDO SOCIALISTA y los integrantes de la Comisión promotora, estas conversaciones llegan a buen puerto y concluyen en el Congreso de Jaén que se celebró el 25 de Enero de 2014. Llamado por los militantes del partido el congreso de la REFUNDACION del PARTIDO SOCIALISTA

En este congreso se integran en la Comisión Ejecutiva Nacional, prácticamente todos los miembros de la  Comisión promotora, que será Presidida en calidad de Presidente de Honor y Fundador, por Francisco Callado Casado , recayendo la Secretaria General en Isidro Carpio García, al que acompañaran José Rofes Mendiolagaray, como Secretario de Organización, Beatriz Belón Sandín como Secretaria de Hacienda Pública y Tesorería, Iván Bayo Roque como Secretario de Relaciones Institucionales, David Carpio Briz como Secretario de Justicia y Libertades Públicas, María Marcos González como Secretaria de Imagen y Comunicación, Félix Ausín Delgado como Secretario de Enseñanza, África Barbancho Montenegro como Secretaria de Salud Pública y Asuntos Sociales, Francisco Ríos Sánchez  como Secretario de Acción Sindical, Sandalio del Río Ruiperez  como Vocal Adjunto a la S. General y Jacinto Calvo Murillo como Vocal de Trabajo.

En dicho congreso se modificaron tanto el Logo del Partido, los Estatutos del mismo y se aprobó una nueva declaración de Principios bajo el Título de “Declaración Política del Partido Socialista”  que reproducimos.

PREÁMBULO

DECLARACIÓN POLÍTICA DEL PARTIDO SOCIALISTA

        El PARTIDO SOCIALISTA, es conscientes de la funesta realidad hoy existente en   España, infectada de una corrupción generalizada, tanto en sus Instituciones como en algunos Partidos Políticos, los cuales han promovido, permitido y perpetuado con su actuar, de forma consciente y deliberada, la total ausencia de una verdadera división de poderes en el Estado Español.

 Creemos firmemente que una verdadera y eficaz división de poderes (Legislativo, Ejecutivo y Judicial) es un efectivo sistema de control y censura del pueblo, en cuanto verdadero titular de la soberanía, respecto a quienes tienen el deber de dirigirlo  y a la par exigir la implementación de un verdadero Estado Social y Democrático de Derecho.

Creemos en la necesidad de acometer una nueva transición política, asentada en los siguientes principios:

A)    Una nueva formulación de la Estructura del Estado y vertebración de España, por medio de un republicanismo moderno que analice el presente y defina la estructuración de un nuevo Estado, en el marco de una futura Confederación Europea.

B)     Promover una reforma de la legislación electoral Española, congruente con los principios democráticos de representación directa, en la que el Diputado o representante dependa del voto y censura de su circunscripción, en consecuencia, del ciudadano. Con elección directa e independiente del cuerpo legislativo, del Jefe del Estado  y  Presidente  o Primer Ministro del Gobierno de España.

C)     La construcción de un nuevo estado del Bienestar, mediante la vertebración de un verdadero Pacto Social; que determine y proteja el derecho al trabajo, las prestaciones sociales básicas y universales; la igualdad fiscal y contributiva de los ciudadanos y personas jurídicas en proporción a sus ingresos y/o beneficios; así como la solidaridad de los distintos pueblos  que conforman España, por ser el ciudadano Español, el verdadero titular del derecho a la solidaridad de sus conciudadanos y demás contribuyentes. En consecuencia, la solidaridad solo puede y debe predicarse entre ciudadanos Españoles, procurando que dicha solidaridad evite las desigualdades en las prestaciones del Estado del Bienestar, entre los españoles, por razón de su residencia en una u otro territorio de España

D)    El necesario y urgente adelgazamiento de las estructuras del Estado, asentadas exclusivamente en tres niveles de Administración Pública:

El Estado

La Federación o  Autonomía

El Municipio.

 Sin solapamientos competenciales en la gestión de estas entre sí.

Asentar el Servicio Público a prestar por dichas Administraciones, de forma primordial en el cuerpo de funcionarios, ya Estatales, ya Federales o Autonómicos, ya Municipales, potenciando su preparación y dedicación plena, a la par que dignificar sus retribuciones; propugnando una nueva Ley Orgánica de la Función Pública, en la que se regulen nuevos sistemas de acceso, necesidad de formación continua y necesaria productividad, sin la cual la función pública al servicio de la ciudadanía carece de sentido, transformándose en una carga que todos los ciudadanos debemos injustamente soportar.

Todo ello significa la necesaria limitación “ad mínimum” de la contratación de cargos de confianza, cuyo coste, en su caso, deberá soportar el partido que los proponga y contrate, a cargo delas subvenciones que reciba en función del número de sus representantes políticos y percepciones por tal concepto.

E)     Recuperación de la Banca Pública, como instrumento para la salida de la crisis financiera actual, de forma justa y verdaderamente eficaz. Esta entidad pública posibilitaría el Crédito hacia las inversiones productivas. De esta manera  evitaríamos las inyecciones de dinero público a las entidades financieras privadas, que lo único que sirven es para facilitar la rentabilidad financiera  de los bancos, sin que ello haya repercutido en la fluidez del Crédito.

La restitución de la Banca Pública al estar respaldada por el Estado, evitaría las dudas sobre la solvencia de esta y reduciría las tensiones de los mercados.

La potenciación de un verdadero sistema de cooperativismo, como instrumento de responsabilidad colectiva de los trabajadores ante la crisis o quiebra de las Empresas.

El miedo y la mala gestión Empresarial así como la descapitalización de las mismas por empresarios sin escrúpulos han llevado a este país a una situación de desempleo insostenible, por las cargas sociales y por el desencanto lógico de los trabajadores en paro. Y ha fomentado la fuga de capitales.

Es por ello que nuestra propuesta programática, establecerá el derecho de adquisición, para la constitución de cooperativas por parte de los trabajadores, o expropiación por el Estado sobre las empresas,  que bien soliciten un ERE o pretenda el cierra patronal, previa inspección fiscal de los últimos 10 años de las mismas, para depurar las responsabilidades a que dieran lugar sobre los actuales propietarios en el momento del cierre patronal.

La Banca Pública facilitará a través del informe de viabilidad el Crédito.

F)      Asentamiento de una verdadera Democracia Política y Social, asentada en la libertad e igualdad y justicia social de todos los ciudadanos Españoles, con independencia de su lengua materna, ideario político, religioso y orientación sexual; con la única limitación de la Ley que a todos obliga en un Estado de Derecho.

Todo ciudadano Español, mayor de edad, tendrá derecho a ejercer su derecho de voto, Voto directo para la elección del Diputado de su circunscripción, al Presidente de la República, al Primer Ministro y al Presidente de la Federación. Y en el ámbito municipal, al concejal de su distrito, eligiendo el Pleno del Municipio al Alcalde, quien deberá  formar el equipo de Gobierno Local.

La implementación de estos principios básicos y urgentes, junto al adecuado desarrollo de todos y cada uno de los fines y principios determinados en el artículo 3 de los Estatutos del Partido, supondrá la recuperación, por parte del ciudadano, la ilusión, el afecto por la Política y las Instituciones Públicas. Es decir por el sistema democrático.

Es vocación y compromiso del Partido Socialista,  el actuar per se y a través de sus representantes elegidos en las Instituciones, con total y pleno respeto, así como con coherencia con los indicados principios, obviando y rechazando cualesquiera manipulación o actuación contraria a estos, así como desde el primer día del mandato del representante político elegido adscrito a nuestras listas. Todo ello, con independencia del acomodo de dicho actuar  al  Estado de Derecho.

_=_=_=_=_=_=_