¿ES POSIBLE QUE EL ORIGEN DE LA CORRUPCIÓN ESTÉ AQUÍ?

13996192021491Dicen que lo normal es que actuemos contra aquello que en un principio nos parece mal, pero nuestra actuación siempre recae  sobre actos que hacen los demás, de ahí el dicho tomado del evangelio” de ver la paja en ojo ajeno y no la viga en el nuestro”.

Pero además el ser humano, ya sea por interés o por agradecimiento desmedido, acostumbra a tener determinadas atenciones  para con aquellos que les  hacen un favor, proporcionándole otro, si es posible mayor, para congraciarse con su benefactor.

Estos favores no tienen nada que ver con aquellos que hacemos de una manera altruista y que forman parte de nuestra vida cotidiana, en donde generalmente no se persigue un interés, sino que el interés es en sí mismo el favor, y  no persigue otra recompensa  que no sea el mantenimiento de  las buenas relaciones sociales o la ayuda desinteresada a nuestros amigos o conciudadanos.

Cuando se entra  en el discurso “del hoy por ti, mañana por mí”, se establece un contrato no escrito, que obliga a permanecer en la rueda de favores que no tiene fin y que el único freno está en la ética o en la moral, dependiendo del credo que cada uno profese. Cuando el concepto noble de favor  se cambia o se pervierte por otros como el enriquecimiento rápido o conjugamos crédito y  poder, estamos ante la corrupción.

Esta introducción nos servirá para entender por qué siempre existirá la corrupción o mejor dicho porque no se eliminará la corrupción sobretodo en algunos ámbitos. En primer lugar esto será así por la condición humana, en segundo lugar si la corrupción se ha de combatir con códigos éticos o con disposiciones legales pero a su vez  los que formulan estos códigos o los que legislan tienen intereses económicos o de poder, es previsible que dejen abiertas determinadas lagunas en las Leyes que les permita seguir gozando de recursos económicos importantes o acceder al poder por los laberintos que imposibilitan cerrar el círculo del buen quehacer. Luego se justificará con  manifestaciones como las del Sr. Pujalte “nuestras acciones son legales aunque para algunos no sean éticas o morales”.

Las   leyes deben de obedecer al principio de igualdad y justicia, pero también  han de obedecer a los principios  de la ética, ya que podría darse el caso que las leyes fueran injustas, como de hecho muchas de ellas lo son, entre otras cosas por la proporcionalidad de las penas que se imponen, o por el tratamiento dado en función del que sea encausado para ello instrumentalizaremos el procedimiento.

En nuestro sistema democrático, los legisladores son miembros de los distintos partidos políticos, como es obvio, pero también es obvio que no he visto ninguna ley que obligue a  un Partido Político en situación de quiebra técnica, y los hay, a cerrar su actividad o a la liquidación del mismo. Como sucede en el mundo empresarial o mercantil a riesgo de arruinarse   y responder penalmente de su gestión.

La Constitución española de 1978 atribuye al Tribunal de Cuentas la fiscalización del sector público y el enjuiciamiento de la responsabilidad contable

El pasado día 23 de Julio  de 2015 se aprobó por el Pleno del Tribunal de Cuentas,  el “Informe de fiscalización de los estados contables de los partidos políticos y de las aportaciones percibidas por las fundaciones vinculadas orgánicamente a los mismos, las cuentas correspondientes al ejercicio 2013”

Con independencia de la tardanza en conocer el resultado de dicho informe, es decir dos años después de presentadas las cuentas, el mismo es demoledor.

Valga de ejemplo esta primera conclusión del Tribunal “Todas las formaciones fiscalizadas presentaron sus cuentas anuales consolidadas ante el Tribunal de Cuentas, si bien cuatro de ellas lo hicieron fuera del plazo establecido legalmente. El contenido de la Memoria no siempre se ajustaba al previsto en la Ley.

De las 32 formaciones fiscalizadas, 24 de ellas presentaban salvedades que afectaban a su representatividad. Además seis formaciones políticas, al cierre del ejercicio, presentaban un neto patrimonial negativo.

La financiación pública percibida por los partidos políticos, en el ejercicio 2013, ha supuesto un total de 216,7 millones de euros. Los recursos privados contabilizados por cuotas y aportaciones de afiliados, adheridos y simpatizantes han ascendido a 42,8 millones de euros y las donaciones recibidas a 5,9 millones.

La deuda contabilizada por los partidos políticos mantenida con entidades de crédito, a finales del ejercicio 2013, ascendía a 205,7 millones de euros, de los que 127 millones corresponden a deudas con garantía hipotecaria.

DeudaLa situación a día de hoy es aún peor, ya que la deuda financiera con las entidades de Crédito “Bancos”  asciende 237.600.949,25  de los cuales el PSOE debe 82.510.750,37 sumándole la deuda del PSC que es de 10.885.563,13;  la del Partido Popular se sitúa en los 54.302.679.56; izquierda Unida se sitúa en  15.167.281,19; Iniciativa per Catalunya-Verds 14.256.288,34; Convergencia Democrática de Catalunya 3.559.126,40; Convergencia i Unió  9.980.721; Esquerra Republicana de Catalunya  1.952.360,29;  Partido Nacionalista Vasco 28.058.629,79; Unió Democrática de Catalunya  16.720.385,68 .

Respecto a la legalidad de los recursos públicos y privados de las formaciones políticas, se han detectado incumplimientos de la prohibición de recibir donaciones anónimas en dos de los partidos fiscalizados, ya que recibieron  ingresos de donantes que no estaban identificados.

Existen otros incumplimientos relativos a: la ausencia de cuentas bancarias específicas para el ingreso, en exclusiva, de las cuotas y aportaciones de los afiliados, adheridos y simpatizantes; el ingreso de donaciones en cuentas no destinadas exclusivamente a recursos de esta naturaleza; y donaciones procedentes de personas jurídicas, sin que conste el acuerdo preceptivo del órgano social competente.

Por otra parte, algunas formaciones se encontraban obligadas a reintegrar los remanentes pendientes de aplicación de las subvenciones que fueron otorgadas para sufragar los gastos de seguridad; en otros casos, se ha verificado el incumplimiento de la prohibición legal de realizar pagos en efectivo por importes superiores a 2.500 euros; asimismo, existían formaciones que continuaban manteniendo participaciones en sociedades mercantiles, estando prohibida la realización de cualquier actividad mercantil por los partidos políticos.

En relación con las fundaciones vinculadas orgánicamente a los partidos políticos,  cinco fundaciones  no presentaron las respectivas cuentas del ejercicio 2013,

Las donaciones percibidas por las fundaciones objeto de fiscalización han supuesto un total de 4,5 millones de euros y hay que destacar, según el informe, incumplimientos de la Ley Orgánica 8/2007

Si al contenido de estas afirmaciones del Tribunal de Cuentas le añadimos la siguiente afirmación en referencia al Partido Popular “En el curso de los trabajos de fiscalización en la sede de la formación política, esta no ha facilitado determinada documentación y justificantes solicitados por el Tribunal de Cuentas”.  Ha efectuado pagos por encima de los 2.500  euros en metálico, no justifica las dietas ni anticipos del personal no informa de las retenciones del IRPEF etc,

Quisiera en este momento resaltar, y es curioso, que en la memoria presentada aparecen  406.244,46 euros, en concepto  las donaciones efectuada por 336 personas físicas y que en ningún caso se ha sobrepasado la cantidad de 100.000 euros   establecido por ley. Aquí habría que recordar el caso Bárcenas y las distintas resoluciones de tribunales  donde el PP. aparece como imputado a título lucrativo.

El PSOE según su memoria presentada ante el Tribunal de cuentas, amén de varios “errores” en las cuentas presentadas, podemos decir que se la juega, además de que su cuenta de resultados es negativa,  y mantiene deudas millonarias  con la seguridad social, ha hipotecado su futuro hasta el 2025 al solicitar créditos a entidades bancarias  poniendo como garantía los derechos reales de los que el partido es titular frente a la Administración General del Estado derivado de las subvenciones presentes y futuras concedidas al mismo por los resultados obtenidos en las Elecciones Generales.

Vamos que si sus resultados electorales decaen, no podría hacer frente al pago de las amortizaciones de dichos créditos y estaría en banca rota. También estaría en esta situación si el legislativo definitivamente optara por modificar la Ley Electoral, la cual sin duda iría acompañada de una nueva Ley de Financiación de los partidos políticos, lo que situaría al PSOE al igual que a otros muchos al borde del desastre económico. Supongo que a nadie se  le escapa la transcendía de esta situación.

Pero esta situación de endeudamiento con la banca, no solo afecta a los dos partidos mayoritarios, pues también, afecta prácticamente al resto de las formaciones políticas, desde Izquierda Unida a los Partidos Nacionalistas.

La gran preocupación que en primer lugar tenemos que tener los ciudadanos es si estas situaciones económicas afecta a la hora de hacer determinadas políticas, hemos visto como se ha rescatado con dinero público procedentes de impuestos a  la Banca en este   país aportando a través de FROB  más de   61.366 millones de euros, de los cales se dan por perdidos 37.000 millones de euros. Millones que se han detraído  fundamentalmente del gasto social. ¿A qué se debe tanta generosidad con la Banca privada? ¿No estará en el fondo de la cuestión la política crediticia de la banca hacia los Partidos Políticos? La estrategia de “poli bueno, poli malo”  ¿no estará representada por los partidos del bipartidismo y la de las “hienas” por los partidos minoritarios que siempre juegan a ser bisagra? Recordemos la campaña de marketing, generada al entorno del Partido de la Ciudadanía “Ciudadanos” referente a ser el partido preferido de las empresas del IBEX 35.

Si recordamos un poco el inicio de este artículo, hablábamos  de la cadena de favores,  pues bien recordemos ahora que no hace muchos años los bancos condonaban deudas a los partidos políticos, así al PSOE se benefició de la condonación de una deuda de 21 millones de euros, al PSC  la Caixa le perdonó 7,1 millones de Euros, el Banco Santander hizo lo propio con el PSOE perdonándole 12 millones de euros, Caixa Galicia actuó de la misma manera condonando al partido Popular   2,6 millones de euros. Pero estas situaciones a lo largo de la historia democrática también afectan a partidos menores “hienas” como Convergencia, Esquerra republicana de Cataluña, o Izquierda Unida,  de ello nos podría informar el BANCO DE ESPAÑA.

Ahora por suerte no se pueden condonar  deudas, están  prohibidas por ley, pero nada impide, ni tan siquiera los preceptivos informes de riesgos realizados por las entidades bancarias y el rigor en la concesión es el mismo que operaron en la “Burbuja Inmobiliaria”  para la concesión de créditos. Está  claro que la concesión de créditos a los partidos que ya han conseguido escaños, tiene por objeto  el de mantener un cliente que puede ser útil en un futuro mediato, mantenimiento de esta manera organizaciones políticas que a la postre son amigas y colaboradores para el sostenimiento del modelo político neoliberal.

Con esta situación se consigue:

1.- Una paz social en lo económico -financiero, donde los bancos imponen su ley.

2.- La consolidación de determinados partidos  que pierden por el camino sus convicciones ideológicas y se sitúan en lo que llaman la centralidad social o electoral.

3.- Ante las eventuales crisis económicas o financieras, (burbuja inmobiliaria, crisis del petróleo, o productos financieros basura) tener un respaldo económico inagotable como son la disposición de los impuestos de los ciudadanos a través del gobierno de turno y si no se descapitaliza el Estado con la venta de su patrimonio o  se adjudica la gestión del servicio público correspondiente.

Como preservar esta situación:

1.- Manteniendo una ley Electoral que beneficia claramente a los grandes partidos y que imposibilita la presentación libre de otras formaciones a las elecciones, imponiéndoles  avales, por no tener representación parlamentaria. En algunos casos estos son superiores a los votos que consiguen algunas formaciones políticas.

2.- Actuando de manera sectaria e instrumentalizando las leyes ad-hoc, donde solo se benefician las organizaciones vinculadas a estos como es el caso de las fundaciones que  son las únicas que pueden recibir subvenciones públicas, marginando automáticamente al resto y potenciando así el adoctrinamiento político o el sostenimiento económico de los mismos.

3.- Manteniendo contentos a diputados y senadores, a través de sueldos, dietas y primas que llegan a ser de escándalo y privilegios como son los requisitos para su jubilación, que con siete años pueden acceder a esta, cuestión esta jamás vista en el mundo laboral que para acceder a la jubilación han de tener 35 años cotizados. 

Es hacer un acto de fe, el solo pensar que esta cadena de favores, no tenga su contraprestación bien económica o de poder, de ahí que hasta la fecha no se haya considerado “delito” la financiación ilegal de los partidos políticos.

Pero habrá que hacer otro acto de fe, y permanecer en la creencia, que los partidos políticos no serán rescatados, al igual que ha sucedido con la banca. La verdad es que es ruin,  el presentarse a unas elecciones para resolver los problemas económicos de las formaciones políticas, en lugar de acceder a un escaño en el Congreso o a cualquier otra cámara de representación política   para resolver los problemas de los ciudadanos. 

Isidro Carpio García
Secretario General
Partido Socialista PS.