EL NECESARIO APOYO DE FRANKENSTEIN

tresLa vedad a mi regreso de vacaciones esperaba mucho más de de la capacidad de negociación de nuestros políticos, es más, me imagine  que incluso mis análisis políticos se cumplirían, es decir tener un gobierno en minoría del Partido Popular apoyado por eso que se ha venido llamando el Partido de la Ciudadanía, “Ciudadanos”, y porque no decirlo con la abstención del Partido Socialista Obrero Español. Me equivoque.

Para los que me siguen a través de  las lecturas de mis artículos y para los que no, publicadas en periódicos digitales y fundamentalmente en mi blog https://isidrocarpio.wordpress.com, sabrán que esta teoría  no es de ahora ya que  lo sostenía desde los resultados de las elecciones del 20  de Diciembre. Repito creo que me equivoqué.

La verdad es que he acabado comprendiendo la postura de Pero Sánchez, aunque este no sea santo de mi devoción fundamentalmente por los errores cometidos en su gestión dentro del PSOE, así como su actitud ante un hecho en el que los paños calientes sobran, hablo del mal llamado problema catalán.

La contumaz insistencia de Rajoy en pedir el apoyo del PSOE a su investidura, no deja de ser una solicitud enfermiza, más propio de un  pretendiente acosador que de un político de alturas y que a la postre capitanea una embarcación corrupta.

En España la venta de armas está controlada, no nos gustaría oír manifestaciones como las de Donald John Trump  cuando este dijo a sus seguidores en una entrevista a la cadena de televisión Fox News, que recomendaba a sus seguidores que, en el caso de que Clinton gane las elecciones y nombrase  a un juez del Tribunal Supremo que no les gústese a éstos, se líen a tiros. De todas formas esta actitud le sería   más propia al que dirige una organización criminal para delinquir, que andar por ahí mendigando apoyos a sus rivales más directos.

Lo del apoyo a la envestidura de Mariano Rajoy por pate del pequeño salvador de patrias Alberto Carlos Rivera Díaz, no sorprende a nadie ya que bajo esa coraza de Torquemada, no hay ideología alguna y si esta la hubiera seria liberal conservadora, dado que su aparición en la escena política es de nueva planta, le permite jugar al sol que más caliente, de momento no querían sillones, pues bien ya tienen dos en la Mesa del Congreso y lo que queda por ver. Ahora lo que ya es inaguantable es el papel de Celestina que se ha otorgado, por el hecho de haber tenido un devaneo con Pedro Sánchez y su partido después de las elecciones del 20 de Diciembre. Si es que algunas veces el nombre hace a la personalidad del individuo, “Alberto Carlos” propio de un culebrón venezolano. Fuera como fuere, ni el PP es Calixto y mucho menos el PSOE, Melibea.

¿Detrás de todo ello que se esconde? ¿Lo único que le preocupa al PP es la suma aritmética de votos para obtener gobierno, aunque este sea en minoría? No, el intento va más allá, busca la complicidad de los socialistas del PSOE a sabiendas de que si esto se produjera el daño que haría en la militancia socialista como en su electorado, sería de un calibre mayúsculo, con lo cual el PP no solo estaría en el gobierno sino que destruiría ante unos nuevos comicios a sus adversarios político para siempre, ya que ciudadanos y el conglomerado de Podemos no son adversarios políticos y en algunos casos hasta aliados como lo es ahora Ciudadanos ya lo fue Podemos en la pinza que hicieron ante una posible envestidura de Pedro Sánchez.

Si ahondamos en esta teoría el Partido Popular no necesita al PSOE para obtener una mayoría simple que le permita gobernar, lo único que debe hacer es reeditar su pinza con Podemos, seguro que Julio Anguita la vería con buenos ojos  al igual que al sector más conservador del PP, digamos que hablamos de Aznar, Arriolas y compañía.

Hoy en día ya tiene convencido a su sucedáneo, los Sres. de Ciudadanos, ahora le toca cobrarse los favores que los conservadores han hecho a Podemos, cuando instrumentalizaron la ambición del tal  “Pablo Manuel” proporcionándole su maquinaria mediática, sus medios periodísticos y televisiones para su lanzamiento.

Esta formación política, mutante, hecha de recortes de maternidad  y cadáveres al  igual que hiciera Víctor  Frankenstein con su engendro, fue y es el gran invento de la derecha española, para derribar al PSOE como el partido hegemónico de la izquierda.

La sociedad española más madura que algunos políticos, que la insulta, cuando no se vota en la dirección deseada por estos, demostró que  solo se lo creyeron las encuestas pagadas por los interesados a pesar de la campaña emprendida con el tan cacareado sor paso, que nunca se dio.

Aquellos que jugaron a ser Dios en  FAES, fueron castigados como Prometeo,  en este caso no por Zeus sino por la ciudadanía.

Pues bien ahora  Sres. aprendices de  Victores Frankensteines o Prometeos, pídanle a su engendro que se abstenga y verán como los números también le salen, saquen su relicario del patriotismo para convencerles, de la estabilidad y de la gobernabilidad que necesita España, ! ah perdón! ¿es que cuando acunaron este incunable de Podemos se olvidaron de ponerle la dosis correspondiente de patriotismo? ¿En que estarían pensando?

No quiero recordarles, que Víctor  Frankenstein, prometió darle una compañera a su engendro, tengan cuidado lo que prometieron y prometen a Podemos, pues el incumplimiento de la promesa dada por Victor a su engendro fue la causa de su destrucción. La ciudadanía, sabedora de las mentiras y falsas promesas de sus señorías, si que espera  que esta vez, ante unas terceras elecciones sea la suya.   

Isidro Carpio García
Secretario General
Partido Socialista P.S.