EL ESTADO DE DERECHO POR ENCIMA DE TODOS NOSOTROS

Hoy no es un día Negro para Cataluña como algunos o alguna (Ada Colau) se empeñan en decir o manifestar a los cuatro vientos. Hoy precisamente es un día para vanagloriarse del Estado de Derecho.

Hoy no se ha metido en la cárcel a un Gobierno de la Generalitat, que ciertamente fueron elegidos democráticamente, pero mientras fueron gobierno, se dedicaron a conspirar contra el Estado, se situaron al margen de la ley, ya sin lugar a dudas los días 6 y 7 de Septiembre con la aprobación de la Ley de Referéndum y la de Transitoriedad, subvirtiendo el Estado de Derecho.

Hoy se ha demostrado que los poderosos, los gobernantes también pueden ir a la cárcel en función de su proceder delictivo, se acabó el feudalismo al que están acostumbrados los nacionalistas.

Hoy los ciudadanos honestos de Cataluña, los que están por el Imperio de la Ley, pueden respirar tranquilos, ya no hace falta que pidan amparo ante los atropellos cometidos durante años, por aquellos que tenían el deber y la obligación de haber gobernado para todos y todas las catalanas.

Hoy están a buen recaudo, excepto los cobardes, huidos al extranjero para no afrontar sus responsabilidades, pero más pronto que tarde también les tocará comparecer ante la justicia por “GOLPISTAS” PREVARICADORES Y MALVERSACIÓN DE FONDOS PUBLICOS.

Hoy no están en la cárcel, por ser buenos o malos gobernantes, ni por sus ideas. Están por “presuntos” delincuentes.

Hoy el Gobierno de la Generalitat cesado por reiterada deslealtad a España a la Constitución y al propio Estatut de Cataluña, están en la CARCEL POR UNA DECISION JUDICIAL, que no política. Claro que los que nos mentían diciendo que creían en la separación de poderes, lo que en el fondo nos decían que ellos también podían subvertir el poder Judicial, planteando negociaciones de ANNISTIA para los encausados y pelillos a la mar.

Se equivocaron de todas a todas. No hay delincuentes que sean mártires, en todo caso puede haber victimas incautas, engañadas en todo esto que se ha venido denominando PROCES.