EL ACOSO POLITICO TAMBIEN TENDRIA QUE ESTAR EN EL CODIGO PENAL

mecansanVds. se imaginan a la joven que sin comerlo ni beberlo pasando un día por la calle, es vista por un individuo, y este automáticamente se enamora visceralmente de dicha dama, y por el mero hecho de ser un varón libre, pretende a toda costa mantener una relación con ella.

Manifestadas estas intenciones a la dama y rechaza por la misma, una y otra vez, el individuo en cuestión sigue manifestando insistentemente que quiere una cita, alegando para ello que todos los individuos somos libres, y el que no aceptar esta cita es una agravio a la libertad.

Todos Vds, entenderían que el comportamiento de este individuo, es propio del que no ha entendido una parte del no, y tergiversa el concepto libertad a su antojo y conveniencia, no admite que su libertad acaba donde empieza el de la dama, que en uso de su libertad rechaza la cita propuesta.

La dama, cansada de tanto hostigamiento quiere tomar una postura inteligente y  comprensiva, aunque en su fuero interno reconoce el riesgo que supone aceptar una relación con un individuo cuyo comportamiento es enfermizo, acepta de todas maneras mantener una relación de amistad, para quilatárselo de encima y además le promete tomar un café de tanto en tanto.

Un comportamiento generoso pero peligroso. Las dos partes son conscientes, aunque con objetivos distintos, la dama piensa, espero que no sea agresivo, el fulano piensa, bueno, bueno, esta al final será mía.

Si esto lo trasladamos a la política  y más concretamente a la relación de Cataluña con el resto de España, diríamos que a Cataluña, ya se le ha dicho por activa y por pasiva que la relación que pretende, que no es otra que el Secesionismo, no  es posible, a pesar de ello, la dama, y para que no caiga en la obsesión enfermiza, le ha dicho que puede haber una solución amistosa, le ha ofrecido que se genere un proceso de conocimiento mutuo, dígase, conversaciones para la reforma de la Constitución  y hasta tomar café  como buenos amigos.

Mucho me temo que esta naturaleza obsesiva, basada en pretendidos derechos, efectivamente tergiversados, solo conducirán a la dama al maltrato cuando menos y en el caso de la Política al insaciable apetito de independencia.

¡Cuanto mejor hubiera sido!, en el caso de la dama, denunciar dicho acoso, y que el fulano diera con los huesos en la Cárcel, que lamentar la desgracia que sin duda se producirá. En el caso de la Política, también llamando “problema Catalán” aplicar el Estado de Derecho a los conspiradores de la secesión, así como intervenir un ente que representa al Estado Español en la periferia.

Ahora nos encontramos ante unas manifestaciones, las realizadas por el Presidente de Gobierno, respecto a la puerta abierta de la reforma de la Constitución, cuyo mensaje no se cumplirá, ya que su partido no está por la labor y es una táctica dilatoria hasta que pasen las Elecciones Europeas.

Estas palabras tanto del Presidente del Gobierno como por el Jefe de la Oposición han generado nuevas expectativas entre los secesionistas, si estas negociaciones se produjeran estarían basadas en un Federalismo transversal en clara desigualdad con el resto de las Comunidades Autónomas. Ya que si no es así no habrá acuerdo alguno, Cataluña pretende ser diferente.

Aunque algunos han manifestado que el “Federalismo reconoce las desigualdades dentro de la igualdad”, lo que no deja de ser una manifestación ingeniosa, está por definir que Federalismo quiere España, un Federalismo igualitario donde el Estado define las competencias  que serán de competencia del mismo y el resto para los estados Federales- Comunidades Autónomas-, ¿o el Estado va prescindir de las competencias fundamentales  para dárselas a algún estado federal en particular, en función de la cacareada singularidad.?  No se que dirán a esto Andalucía, Castilla- León, Extremadura, por poner algunas comunidades Autónomas en este momento, mañana Estados Federales.