¿CÓMO HEMOS PODIDO LLEGAR A ESTA SITUACIÓN?

Verguenza Politica

Verguenza Politica

¿Por qué cada vez que hay que rescatar a una entidad, ya sea la banca, empresa privada o empresas hasta hace poco públicas, la tienen que reflotar con los impuestos, impuestos por otra parte procedentes en un 75 % procedentes de las clases más desfavorecidas? Como si fuéramos los culpables, de la mala gestión  o del despilfarro, de los que parecían hombres honrados e industrial de pro.

Según nuestra Constitución todos los españoles somos iguales ante la ley y debemos contribuir al sostenimiento del Estado en la medida de nuestros ingresos, pero no tenemos la sensación de que esto sea así, tenemos la sensación de que nuestros derechos plasmados en la Carta Magna son una vez y otra saltados a la torera y siempre en beneficio de los más pudientes, así por ejemplo tenemos unos derecho a una vivienda digna, sin embargo los bancos acumulan en estos momentos miles de viviendas en su poder, y se han convertido en grandes inmobiliarias, por otro lado siguen los  desahucios, acumulando más viviendas para los catálogos bancarios y mientras tanto  muchos ciudadanos están en la calle, viviendo en chabolas o de la caridad de sus familiares. ¿Por qué el Estado no ataja esto, y proporciona el derecho a la vivienda digna que proclama la Constitución. Pues al fin al cabo somos socios de esos bancos al ser reflotados con nuestro dinero, Dinero Público.

Esto es la pescadilla que se muerde la cola, por un lado nos oprimen económicamente, nos dejan en la calle sin trabajo, y nos desahucian por qué no podemos pagar. Está claro si no hay trabajo, no hay ingresos en las familias, y si no hay ingresos, no se pueden pagar hipoteca, facturas, e incluso no se tiene  para  comer.

Así nos encontramos que hoy día hay gente que pasa hambre, también sabemos de cómo las familias se han convertido INVOLUNTARIAMENTE en ONGS, estas son todas aquellas familias que se ven obligadas al sostenimiento de sus proles una vez ya emancipadas que retornar a casa  porque el estado no cumple con su función social, y para agravar más la situación, si cabe, las pensiones de estos padres o abuelos también se ven mermadas por las políticas de recortes, (por ejemplo la subida de la pensión de este año a muchos de ellos no les ha llegado a 1€), y  cuando muchos de  ellos ya se las tenían que ingeniar para poder vivir.

La hambruna, es un hecho incuestionable en estos momentos, todos sabemos de que hay hogares, en los que todos los integrantes están desempleados, y sin ponernos dramáticos aunque la situación lo sea, comen gracias a los desperdicios que encuentran en los contenedores de basura, se nos debería caer la cara de vergüenza,  como país ,cada vez que vemos como la gente rebusca en estos para poder comer.

Cada día al cierre de los supermercados vemos mucha gente esperando en las puertas a que saquen toda la basura, entre ella hay muchos productos caducados o a punto de caducar.

Siempre hemos creído  que eso de pasar hambre era cosa solamente de otros países más desfavorecidos, es decir  solo podría suceder en aquellos que llamamos tercer mundo cuando vemos imágenes de niños desnutridos que de vez en cuando nos pasan por la televisión o nos lo recuerda cualquier ONG.

En nuestro país, nuestros pequeños también son víctimas de este tipo de medidas Económica-liberales, y hay hambre, solo faltar leer los informes de los Defensores del pueblo, o de la Cruz Roja o de muchas otras ONGS, donde plantean la pobreza como un hecho que sufren los niños de nuestro país, donde algunos se desmayan en los colegios porque no han comido nada y este Gobierno del PP. les quita la beca de comedor, que posiblemente a las capas más necesitadas les ayudaba a dar a sus hijos ,posiblemente una comida digna al día. ¿También tienen ellos la culpa de haber vivido por encima de sus posibilidades?

Si se necesitaban hacer recortes para salir de la crisis, lo que es seguro, que recortando en las ayudas sociales,  ayudas a  personas con dependencia, a las familias, desempleados, etc. vayamos a salir antes, las políticas que nuestros gobernantes hacen no tienen resultado. Con los ajustes y recortes que han hecho lo único que han creado es mucha más desigualdad entre las personas y cada día que pasa, los ricos son más ricos y los pobres son más pobres.

No se puede destruir el Estado del Bienestar, porque es el único que puede garantizar una convivencia pacífica y donde las personas nos sentimos ,eso personas y no lacayos del poder, donde nuestra vida empieza a no tener valor.

Es hora de que reflexionemos, la situación que estamos viviendo es anómala, es increíble que en una Democracia como en la nuestra, por la ineptitud de nuestros gobernantes, por la desaforada ambición de poseer dinero, nos hayan vuelto aun estado de pobreza, de posguerra, épocas ya olvidadas. ¿Qué dirían todos nuestros antepasados que vivieron y lucharon para que todas las personas tuvieran una vida digna?

Volviendo al título de este escrito, tengo que decir, que si hemos llegado a esta situación, es porque en parte lo hemos consentido, por miedo a la pérdida del trabajo, por miedo a ser solidario con nuestros conciudadanos, por miedo a ocupar la calle. Pero claro está los, responsables están bien definidos, los especuladores bancarios, los de la teoría del pelotazo, los empresarios in escrúpulos, los tecnócratas al servicio del producto financiero y un Gobierno que no gobierna para sus ciudadanos, si no para su patrono. EL CAPITAL.

África Barbancho
Secretaría de Acción Social
Partido Socialista