¿ABDICACIÓN?

entrevista-rey3--zLos españoles estamos, nuevamente, ante un momento histórico, como tantos otros que hemos vivido desde la entronización del de Juan Carlos I, una vez muerto el dictador el 22 de Noviembre de 1975.

Al ser este una situación excepcional, no hay porque darse demasiada prisa como ya se están posicionando políticamente muchos, manejando los tiempos para la entronización del actual Príncipe de Asturias, D. Felipe de Borbón, a la Jefatura del Estado.

En esta España donde verdaderamente  la sociedad está dividida entre los defensores de la Monarquía y los defensores de la República, donde yo  mismo me encuentro,  creo que no se debería de dar ningún paso para la aprobación de la Ley Orgánica, que defina el estatus del Rey actual y el proceso de coronación del nuevo Rey.

Es cierto que debemos estar agradecidos a la figura de D. Juan Carlos, si es que poseemos toda la información, sobre determinadas actitudes que primero posibilitaron la llegada de la Democracia a nuestro País y su posterior actuación ante el intento de golpe de Estado perpetrado el 23 de Febrero de 1981, que salvó a España de volver a un régimen totalitario.

Dicho esto, también es cierto que la ciudadanía muestra signos importantes de cansancio y de desafección hacia la Monarquía y hacia las instituciones Políticas y Sindicales, como lo demuestran los últimos escándalos protagonizados por miembros de la Casa real, así como los escándalos de corrupción de los partidos políticos y sindicatos, las políticas neoliberales aplicadas por el Gobierno, no en balde los últimos resultados en la Elecciones Europeas demuestran una necesidad de cambio, y ya no posiblemente de reforma.

En nuestra opinión, las cortes no deben reunirse para debatir la aprobación de ninguna ley Orgánica que de paso a   la entronización de D. Felipe de Borbón como Rey de España, nuestro parecer es que las Cortes Españolas deben de reunirse para aprobar la convocatoria de un Referéndum para que todos los españoles decidan democráticamente si quieren una Monarquía Parlamentaria, como la actual, o en cambio prefieren una República.

Sería un error histórico, no aprovechar este momento para dar por concluida la transición que comenzó en 1976, asentó con la Constitución del 78 y que aún hoy continúa, España en los mementos actuales donde no tenemos resuelto el modelo de estado que queremos y que todos estamos por la Reforma de la Constitución, sería bueno, que una vez escuchado el Pueblo, sobre si da el sí a la monarquía o si da el sí a la República, establecer un nuevo proceso constituyente.

Isidro Carpio García
Secretario General del
PARTIDO SOCIALISTA.