¿A DÓNDE VAS GRECIA? !POBRE DE TI!

GRECIA POBRE DE TIYo mismo he escrito en alguna ocasión que a diferencia de lo que ocurrió en España, con el cambio o mejor dicho con la modificación de la Constitución en su Art.135, los mandatarios griegos nos dieron una lección y sometieron a referéndum un acuerdo europeo que les asfixiaría económicamente durante muchos años antes de ver la posible recuperación económica alardeada por los “entendidos  burócratas europeos”.

Nos hicieron creer a todos, que por fin, alguien se atrevía a plantar cara a las políticas neoliberales europeas, que  a pesar de reflejar un determinado nacionalismo local, era justo que así fuera, ante tanta barbarie económica y máxime cuando Europa no es un ente político, sino más bien la comunidad de intereses de unos cuantos países acomodados en la Eurozona. Sin duda estos más interesados en cobrar sus préstamos, prestamos que por otra parte habían sido concedidos a entes privados pero que por arte de magia habían pasado a ser deuda Pública, que de hacer políticas sociales ya que su responsabilidad política y democrática en este campo es inexistente o nula.

El despertar tiene una triste consecuencia, que es que los sueños se desvanecen, y nos toca seguir lidiando con los problemas de siempre, a los griegos y a media Europa, la del sur, se nos evaporó la ilusión de que por fin íbamos a llamar las cosas por su nombre, que la llamada deuda la tenían que pagar los que la habían contraído, que los gobiernos liberales no nos harían más de trileros y que no les íbamos a permitir nunca más  que con el dinero de nuestros impuestos pagarían sus créditos dados sin garantías a sus empresas y bancos.

Poco dura la alegría en casa del pobre, aquellos que prometían una nueva política, que además buscaron el refrendo del pueblo, han pactado con Europa un acuerdo mucho peor que el que sometieran a referéndum.

Los mandatarios griegos en este caso, supongo que en un debate interno, entre mantener sus promesas o seguir endureciendo las condiciones de vida de los griegos, han preferido estas últimas. No creo que sea una acción de realismo político, más bien de cobardía pues ya que hay que  vivir  con los sacrificios, tan válida sería una  opción  como la  otra. Sin embargo el vivir de rodillas es el sometimiento a un tercero, al amo, en este caso la UE, que dando una de cal y otra de arena mantiene el aplauso de los acreedores, que no son otros que sus propios bancos, y los ciudadanos los mantiene vivos con la respiración artificial y  asistida.

Visto lo visto, y ahora que todo el mundo al menos en nuestro país, pretende hacer procesos constituyentes, no estaría de más que nos planteáramos el verdadero significado de la  UNIÓN EUROPEA, y pusiéramos en marcha un nuevo proceso constituyente europeo. Pero esta vez empezando la casa europea por los cimientos y no por el tejado.

Sigo pensando que una Unión Europea, que actué como la verdadera unión política de los Estados Unidos de Europa, que tenga una Constitución Democrática, Social y de Derecho, sería esencial para los ciudadanos de los estados miembros.

 En mi fuero interno, no albergo esperanzas de que esto sea así, por la existencia de un CLUB  o más bien de una organización societaria en la que te miden en función del PIB  que aportas y te admiten en el mismo porque no dejas de ser su granero de mano de obra barata y donde colocar sus productos financieros.

En todo esto tiene mucho que ver la deriva de las distintas ideologías que se prodigan en la Europa de los mercaderes, los liberales o conservadores, con sus cuitas, lo tienen claro, lo primero son los rendimientos del capital, la defensa de sus sistemas productivos ya sean financieros o empresariales; los socialdemócratas han perdido el norte y siguen buscando el retorno a su propio camino. El gran problema de la Socialdemocracia es que no encuentra el camino de vuelta a  la casa en común,  se despista, constantemente, ante las luces de neón que en el camino le pone el liberalismo conservador.

Los países del centro y norte de Europa se aproximan cada vez más al liberalismo, en el sur lo ante la asfixia económica buscan una salida con  aproximaciones más extremadas a la izquierda que en ocasiones son un mimetismo de viejas políticas comunistas, hoy postmodernistas.

Volviendo al tema central de la cuestión, el acuerdo del grupo de la Eurozona con Grecia, que se nos antoja un castigo  a los griegos y un anuncio para navegantes, es un  gesto de autoritarismo efectuado por los mandatarios europeos. La dureza de las medidas que   Grecia deberá  aprobará leyes en las próximas 48 horas, que endurezcan sus políticas sobre pensiones, que liberalicen el  mercado laboral y otros asuntos que acaben con determinados derechos de libertad, finalmente deberá aceptar un fondo de privatizaciones, que permitirá recapitalizar los bancos y pagar la deuda. Estas medidas son más propias del feudalismo, que de una sociedad del siglo XXI, la amenaza que se cierne sobre los griegos no es otra que el abandono de las tierras  del señor, en este caso el euro.

No sé si se ha perdido una oportunidad, posiblemente sí, para refundar la UE, no para que Grecia salga del euro, que esto sería lo fácil para Europa y lo calamitoso para los ciudadanos europeos de Grecia. Pero si se ha perdido la oportunidad de aglutinar voluntades entorno a un proyecto europeo  más social. Tal vez este envite lo deberían hacer otros países con mayor peso específico en la Unión, pero para ello habría que retomar conceptos como solidaridad,  estado del bienestar europeo, socialdemocracia y unión Política.

Tal vez la situación actual, está en el origen de la Adhesión de Grecia a la UE, tal vez en no haber modernizado su Estado, tal vez en los consecutivos Gobiernos de derechas y de izquierdas, tal vez, ahora esto solo se resuelve con más democracia, con la convocatoria de nuevas Elecciones Generales.

Isidro Carpio García
Secretario General
Partido Socialista (P.S)